Aminatu Haidar y otros 8 activistas saharauis siguen viviendo el acoso de Marruecos

by

Aminatou ya no aparece en los informativos pero sigue sufriendo el acoso de las autoridades marroquíes

Hace apenas un mes celebrábamos la vuelta a casa de la activista Aminatou Haidar, tras 34 días de huelga de hambre en nuestro país. Sin embargo, esta felicidad se ha transformado en preocupación a tenor de la información que nos llega desde Amnistía Internacional. Una vez que los focos mediáticos han desaparecido de su vida diaria, Aminatou, que sigue recuperándose en su casa de El Aaiún, vive bajo vigilancia constante por parte de la policía marroquí, que impide que nadie la visite y dificultando que retome su vida normal y su trabajo de defensa de los derechos humanos.

Pero el caso de Aminatou sólo es la punta del iceberg, la cara visible y mediática de un problema que afecta a muchas personas que no pueden ejercer su derecho a expresarse pacíficamente en Marruecos. Así, las autoridades de este país han detenido a otras ocho personas que defendían pacíficamente la autodeterminación del Sáhara Occidental. Ahmed Alnasiri, Brahim Dahane, Yahdih Ettarouzi, Saleh Labihi, Dakja Lashgar, Rachid Sghir y Ali Salem Tamek fueron detenidos el 8 de octubre a su regreso de Argelia, donde habían visitado los campamentos de Tinduf, dirigidos por el Frente Polisario. Son todos miembros de reconocidas organizaciones de derechos humanos y otros grupos de la sociedad civil. Los siete se enfrentan en un tribunal militar a varios cargos relacionados con el menoscabo de la seguridad interior y exterior del Estado, incluidos los ataques contra su “integridad territorial”. Podrían ser condenados a muerte si se les declarara culpables.

Además de ellos, Idriss Chahtane, director de la publicación semanal Almichaal, fue detenido el 15 de octubre tras publicar un artículo sobre la salud del rey Mohamed VI. Declarado culpable de difundir información falsa con “intención maliciosa” en relación a este artículo, el tribunal ordenó su prisión inmediata, a pesar de que la defensa había recurrido contra el fallo. Idriss Chahtane está recibiendo además un trato punitivo en la cárcel: lo mantienen en régimen de aislamiento, lo obligan a dormir en el suelo con unas mantas como único colchón y, en varias ocasiones, no le han permitido pasar tanto tiempo al aire libre como otros reclusos.

Por todos ellos, Amnistía Internacional ha iniciado una campaña de recogida de firmas para denunciar su situación y exigir al gobierno marroquí su inmediata liberación. Si quieres apoyar esta iniciativa, sólo tienes que rellenar el siguiente formulario de Amnistía Internacional.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: