Réplica nº4 (Abril 2004)

EDITORIAL

Ha empezado el año 2004 marcado por las elecciones españolas. Nuestros políticos compiten una vez más por obtener el poder y gobernarnos según sus intereses. Día tras día, desde sus medios afines, nos muestran sus promesas vacías y sus discusiones estériles sin que nadie hable de los verdaderos problemas del Mundo. Ningún partido político plantea soluciones serias ante el hambre del mundo, la explotación laboral o el desigual reparto de la riqueza que tanto nos afecta ya. La precariedad en el empleo, la excesiva deuda de las familias que quieren comprarse una casa, la grave situación de miles de inmigrantes sin derecho a un trabajo regulado, son temas que evitan o tratan únicamente por encima. Ningún político presenta propuestas concretas basadas en la solidaridad o en la justicia. Gane quien gane en marzo, los perdedores serán los de siempre.

Nuestra organización te invita a que no te limites a dejar caer tu voto en una urna cada cuatro años. Nosotros te llamamos para que vivas compartiendo junto a los demás, basándonos en la amistad, el respeto y el amor para ser más felices. Es un camino más hermoso y necesario que vivir compitiendo, con miedo. No dejes que nos roben también este tercer milenio que nos pertenece a todos.


Diálogo Intercultural (Opinión)

José Carlos García Fajardo

En estos días de campañas electorales en Europa, políticos retrógrados esgrimen el fantasma de la invasión de inmigrantes bajo el espectro de la multiculturalidad. Por ella entienden que los inmigrantes se organicen en nuestros países formando guetos en donde impongan sus culturas, religión y tradiciones que pueden chocar con los derechos sociales reconocidos en nuestras leyes. En ese aspecto, quienes llegan al país de acogida tienen que respetar las leyes que recogen los derechos fundamentales y que son causa del desarrollo y bienestar que les sedujo para abandonar sus países de origen. No seamos ingenuos: ningún país desarrollado puede aceptar que en su territorio se margine a la mujer o a los menores en cualquiera de sus formas, ni que se mutilen ni que se les obligue a casarse contra su voluntad. Son derechos fundamentales reconocidos tras largas luchas sociales. Otra cosa es el respeto a sus costumbres y tradiciones en la comida, en el vestido, en sus fiestas o prácticas religiosas, siempre que no alteren el orden establecido.
El peligro está en confundir multiculturalidad con encuentro de culturas. De ahí que el diálogo intercultural enriquezca a los ciudadanos de orígenes diversos. En el fondo, sólo el necio ignora que todos somos mestizos y pertenecemos a una misma raza humana con matices diversos. Partiendo del respeto a la sociedad de acogida, es preciso, por parte de sus ciudadanos, una actitud de respeto, de interés por el otro y de mutua ayuda con el que llega para integrarse con nosotros sin que nadie pierda sus señas de identidad.
Suelo decir en mis clases que los inmigrantes son personas muy educadas que nos devuelven las visitas que los europeos les hemos hecho durante quinientos años. El camino ya lo conocen: les basta con rehacer el de los conquistadores, evangelizadores y colonizadores que ocuparon y explotaron sus tierras, los desarraigaron de sus tradiciones y creencias y los sometieron bajo el “mito de las tres Ces” que invocara el rey Leopoldo II de Bélgica y que hizo suya la Conferencia de Berlín de 1885: “civilización, cristianización y comercio”.
Pero la inmigración es un fenómeno sociológico que ejercita un derecho fundamental, pues “las cosas no son de su dueño sino del que las necesita”, como me enseñó una campesina del Chocó, en Colombia. Que necesite ser regulada por los países de acogida y por los de partida, no concede a nadie patente de corso ni prepotencia ni conmiseración o abuso.
En el Norte sociológico, lo políticamente correcto es el pensamiento único que afirma que “el mercado es el que gobierna y el Gobierno quien administra lo que dicta el mercado”. Es la apoteosis de la revolución conservadora de los años ochenta en amalgama con un liberalismo rampante que postula el máximo beneficio económico, a cualquier precio material o humano. Son las tesis del capitalismo salvaje elevado a la categoría de “modelo de desarrollo” cuyos frutos son: menos de treinta países enriquecidos a costa de más de ciento cincuenta pueblos empobrecidos, muchos de los cuales son los financiadores natos del desarrollo económico del Norte. Las cifras cantan: desde la década de los ochenta, los flujos de capital del Sur al Norte son tres veces superiores a las cada vez más inexistentes inversiones que, en un 80%, se hacen de los países del Norte entre ellos mismos. Es preciso terminar con el espejismo contrario.
La globalización imperante promueve la expansión de una sociedad de la información, mundialización de los cambios económicos, crecimiento de las redes financieras internacionales, aparición de nuevos países industrializados y la hegemonía económica y militar de Estados Unidos.
Una de las grandes paradojas de la globalización es que no alcanza a la movilidad de la fuerza de trabajo, circunstancias que no deja de tener efectos paradójicos, pues la globalización económica desnacionaliza la economía nacional mientras que la inmigración renacionaliza la política. Se da por hecho que hay que levantar los controles fronterizos que pesan sobre el flujo de capitales, la información y los servicios. Pero cuando se trata de inmigrantes y refugiados los países ricos imponen su derecho a controlar sus fronteras.
Hace cincuenta años, ni los africanos ni los latinoamericanos emigraban en la proporción actual. Emigrábamos los europeos meridionales: españoles, portugueses, italianos y griegos; también los irlandeses.
El que emigra tiene una sensación de ruptura y la integración puede suponer un desarraigo. La sociedad de destino se considera una sociedad de llegada más que una sociedad de acogida, mientras que se descubre que el Norte es una sociedad de consumo más que del bienestar soñado que nos habían presentado a través de los medios. Finalmente, el retorno se convierte en un mito pues tiene que ver más con el momento que con el lugar: no se puede regresar con las manos vacías pues somos la esperanza soñada de la gran familia que nos envió, nos sostiene y nos aguarda.
La más temible de las amenazas para la especie humana es la explosión demográfica. La Cumbre sobre Población y Desarrollo, celebrada en El Cairo en 1994, subrayó que el aumento de la educación de las niñas y las mujeres produce un descenso de los índices de fertilidad y una reducción de las tasas de mortalidad y morbilidad. Está demostrado que en todos los países en donde la mujer tiene acceso a la educación y a los puestos de responsabilidad que les corresponde, la curva demográfica ha descendido hasta extremos que hacen imprescindible el auxilio de los inmigrantes para garantizar el pago de las pensiones mediante sus cotizaciones a la Seguridad social. Al tiempo que cubren muchos empleos que no quieren los naturales de esos países y garantizan el desarrollo social y económico.
Es evidente que la psicosis de invasión de emigrantes que esgrimen ciertos políticos retrógrados es insensata y suicida pues pone en peligro el crecimiento económico y el mismo desarrollo social de un país que durante siglos se apoyó en la emigración a Latinoamérica y durante décadas España envió millones de ciudadanos a diversos países de Europa en similares condiciones a las de los inmigrantes que hoy tanto les asustan. No tiene fundamento el impacto negativo que se atribuye a los trabajadores extranjeros sobre el paro y la productividad.
Cualquier política de inmigración fracasará si se limita a trabajar sobre las condiciones de destino y no aborda lo que ocurre en el origen. Los países europeos, tierra de emigrantes, tienen que reconocer el derecho natural a la emigración y favorecer la legislación más generosa para convertirnos en tierra de asilo, como simple reciprocidad en la acogida de quienes un día no lejano recibieron a decenas de millones de europeos.
Es posible favorecer esa integración sin absorción alguna, sino respetando y pactando el futuro para hacer viable el presente.

José Carlos García Fajardo
Presidente de Solidarios para el Desarrollo

¿No estaremos muertos? (Opinión)

Lourdes Regalado

¿Quién no se ha hecho alguna vez esta pregunta? Aunque sea viendo “Los Otros” o leyendo “El mundo de Sofía”. Pues yo creo que estoy cada vez más cerca de la respuesta: Sí. Asistimos a una época nueva en la que el Más Allá se encuentra cada vez más en el Más Acá. Y es que “Renovarse o morir”, si es que todavía vivimos.
Una nebulosa espesa invade las ciudades. Dicen que es la polución y el humo de las fábricas, pero yo creo que se trata de las puertas del Cielo, y que cualquier día saldremos de casa y no pisaremos la calle, sino los mismísimos Campos Elíseos.
Nuestros pies recorrieron la Luna y nuestras mascotas de la tecnología nos están abriendo paso en Marte, donde ya se habla de la compra-venta de terrenos a un módico precio para construir viviendas en un futuro cercano. La Vía Láctea se nos queda pequeña, menos mal que tenemos un centrocampista galáctico, de cabellos y bolsillos de oro y con diamantes en las orejas que nos abandera.
Otra sospecha de nuestro presunto fallecimiento es la cantidad de víctimas que nos rodean. ¿Y si formáramos parte de ellos?: cadáveres marroquíes en las costas gaditanas, israelíes y palestinos en Gaza y Cisjordania, iraquíes en Bagdad… A todo esto hay que sumarle los pollos con gripe y las vacas psicológicamente inestables, lo cual me parece absolutamente comprensible dado el panorama. Incluso creo que se volvieron locas como medio de evasión del mundo.
El 54% del gasto público es para fines militares, España vende armas a 23 países que violan los derechos humanos en África y Sudamérica, sólo el 10% de las investigaciones médicas se dedica a enfermedades que causan el 90% de víctimas en el mundo, Microsoft gana 35 millones de dólares al día, el 57% de los universitarios españoles se reconocen xenófobos, especialmente con moros y gitanos, el 13% de los españoles ha pensado alguna vez, seriamente, en acabar con su vida (en Francia supera el 17 %)…
Indolencia como la de un difunto, actuaciones más execrables, complicidad más atroz. Individualistas, inconscientes como muertos: ¿No lo estaremos? ¿Realmente vivimos? O, aún peor: ¿merece la pena vivir de esta manera?

ACTIVIDADES MANÁ

La ONG Pateras de Vida estuvo con nosotros explicándonos su labor de sensibilización y concienciación en territorio marroquí. Esta organización lleva desde el año 2000 denunciando el problema de la inmigración y concienciando a la población del riesgo de las pateras, que aún así sigue siendo casi la única solución posible para las familias de clase baja que aspiran a una mayor calidad de vida. También contamos con la presencia de Juan Mombet, fundador de la ONG Deco Internacional, que lleva desde 1999 funcionando y basando su labor en tres pilares fundamentales: la cooperación al desarrollo internacional, el ecoturismo y el problema de la inmigración. Actualmente, llevan a cabo un proyecto para un centro de niños discapacitados en Nicaragua y prestan orientación sociolaboral a inmigrantes en Sevilla. Otras formaciones que hemos tenido estos meses han sido sobre democracia participativa, a cargo de un miembro del ayuntamiento de Mairena; y sobre no violencia preparada por un voluntario de nuestra organización, Rorro.
San Juan de Dios.
En Navidades, visitamos la ciudad de San Juan de Dios en Alcalá de Guadaira en una cato organizado por la Hermandad de la Sed. Durante todo el día, convivimos con los enfermos allí ingresados, jóvenes con problemas psíquicos, en algunos casos profundos, que son acogidos por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios dentro de su programa de reinserción de estos enfermos. Voluntarios de nuestra organización, junto a miembros de la Hermandad de la Sed, estuvieron compartiendo con ellos juegos y risas, transmitiéndoles la alegría e ilusión de esas fechas. La visita se completó con la entrega de regalos navideños a los ingresados y la actuación del coro rociero Azahar y Romero.
Teatro Azul.
La Compañía Teatro Azul actuó desinteresadamente la navidad pasada en la Parroquia del Espíritu Santo para todos los niños que en esos momentos participaban en las clases de catequesis en dicha parroquia. La obra representada fue La Princesa y El Comesueños, una obra infantil creada por Teatro Azul a partir de una adaptación de un cuento de Michael Ende. La particularidad de este montaje infantil es que todos sus personajes hablan en lengua de signos para que las personas con discapacidad auditiva puedan entenderla, y a su vez es doblada por dos actores para que de igual manera el público oyente pueda disfrutarla. Esto permite la perfecta integración de los sordos en el mundo del oyente y enseña a los niños a ser tolerantes y ver la lengua de signos como un bonito medio de comunicación.

PROYECTO “Otra Oportunidad”

Desde que comenzamos a promocionar el proyecto Otra Oportunidad (implantación de prótesis para discapacitaos en Benín, África), son muchas las personas que se han interesado en él y han contribuido a recaudar fondos para que estas personas puedan acceder a dichas prótesis y les sean costeados los gastos de hospitalización y desplazamiento de sus familias.
Para que esto fuera posible MANÄ ha continuado con su campaña de captación de socios y ha realizado diversas actividades de sensibilización y recaudación: participaciones de lotería de Navidad, venta de camisetas, teatro social, etc.
Y –lo que nos parece también muy importante- gracias a ello, algunos vamos tomando conciencia de que, igual que en otras facetas de la vida, también en la enfermedad el Sur padece las consecuencias de tantos desequilibrios injustificables. De ahí que MANÁ se plantee la Cooperación al Desarrollo en clave de promoción de las personas y respecto a la dignidad de los empobrecidos. Por eso no podemos hablar de ayuda en el sentido paternalista de la palabra, sino de justicia, cooperación, restauración, devolución y respeto.
En el mes de Marzo dos miembros de nuestra asociación viajaran a Benín para conocer a nuestros amigos africanos y agradecerles que nos permitan cooperar con ellos, del mismo modo podrán tomar contacto in situ con la realidad diaria de los Proyectos de Desarrollo y el trabajo que llevan a termino nuestros compañeros de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA).
Agradecemos pues las aportaciones de todas aquellas personas que colaboran para que estas familias puedan seguir luchando. Gracias a ellos el proyecto Otra Oportunidad ha salido adelante. Gracias de parte de Helene, Gora, Nuru, Assouma, Gado; Camille, Mutariku y sus familias. Y gracias también a SMA por el trabajo que desarrollan a diario con los empobrecidos y por la enseñanza que nos transmiten con ello.
Proximamente os presentaremos otros proyectos en los que estamos trabajando. Mientras tanto seguiremos fomentando la información sobre los proyectos de Cooperación al Desarrollo, porque entendemos que no se trata solo de aportar dienro, sino de cuestionarnos nuestro estilo de vida y mirar sin miedo a una realidad, la de la pobreza, que nos debe interpelar permanentemente.

EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

El capital no es un mal en sí mismo. El mal radica en su mal uso. En esta Era de la comunicación y de la información en la que vivimos hay un continuo desconocimiento sobre las relaciones Norte – Sur que no puede ser casual.. A menudo aparecen en los medios de comunicación reportajes explicando la cantidad de dinero, donaciones, que España envia a países más pobres. Estas donaciones son créditos que más adelante tienen que devolver dichos países con intereses. A continuación algunos ejemplos.

PAÍS AFRICANO

DONACIONES REALIZADAS POR ESPAÑA (AÑO 2002)

REEMBOLSOS: PAGOS A ESPAÑA (AÑO 2002)

Chad

0 €

791.787 €

Camerun

163.057 €

6.420.636 €

Gabón

109.643 €

235.231 €

Etiopia

495.170 €

1.738.605 €

Uganda

0 €

3.541.745 €

Tanzania

0 €

1.186.602 €

En el año 2002 España obtuvo unos beneficios netos de 12.754.982 €, más de dos billones de las pesetas antiguas, como consecuencia del cobro en concepto de la deuda externa. Esta deuda es la que provoca que los países empobrecidos no puedan desarrollarse y afecta gravemente a su población, por lo que llamarlo donaciones es falso. Al igual que decir que el España es un Estado solidario.

Entrevista a José Carlos García Fajardo

Álvaro Ruiz

Periodista y profesor universitario, este gallego de 66 años siempre encuentra un hueco para la solidaridad. Desde temprana edad, sus pasos le han llevado a recorrer el mundo y conocer otras culturas. Quizá fue este conocimiento el que le llevó a fundar hace unos años junto a alumnos suyos la ONG Solidarios para el Desarrollo, que aún hoy preside. De su faceta literaria destacan títulos como Manual del voluntariado o Encenderé un fuego para ti. Viaje al corazón de los pueblos de África. Actualmente, acaba de regresar de un viaje por Marruecos para preparar un nuevo libro sobre ese país y la cultura árabe, que complementará a los ya publicados Marrakech, una huida y Jhany, una búsqueda.

RÉPLICA: ¿Qué es Solidarios para el Desarrollo?
JOSÉ CARLOS: Es una organización humanitaria vinculada a la Universidad Complutense de Madrid. Sus objetivos son el Voluntariado Social, la Cooperación con los pueblos empobrecidos del Sur y la Sensibilización de la sociedad civil en temas de justicia social y solidaridad. En su andadura, desde 1987, lleva trabajando con los excluidos sociales, con más de 3.000 voluntarios en la actualidad que colaboran en 150 programas de voluntariado en España. Además, realiza proyectos de cooperación en 9 países de Latinoamérica y África en las áreas de salud y educación. Por el voluntariado de la ONG han pasado en estos años más de 20.000 personas. Solidarios forma a sus voluntarios en la conciencia de ir más allá de paliar los efectos de las injusticias. La solidaridad es hacer propias las miserias ajenas, pero buscando las causas que generan esas situaciones, para aportar propuestas alternativas.
R: ¿Con qué objetivo se creó?
J.C.: Hace ya más de 20 años unos alumnos de mi clase de Pensamiento Político me preguntaron qué podían hacer para ayudar… y ese es el espíritu de Solidarios: acudir a dónde nos llaman si somos necesarios. Porque nosotros no somos “enviados” sino “llamados” que acuden como la sangre a la herida, para refrescar, aliviar y si es posible, curar. Desde Solidarios creemos que las ONG tenemos la responsabilidad de buscar propuestas alternativas para un desarrollo endógeno, sostenible, equilibrado y global. No basta con la denuncia y con la asistencia, aunque sean necesarias. Hay que revisar las estructuras porque todo lo que afecta a personas o pueblos de cualquier lugar del mundo nos hace responsables.
R.: ¿Qué es necesario para que la situación actual cambie?
J.C.: Se necesita una sociedad civil unida y sensible a los temas de derechos humanos, justicia social y desarrollo sostenible. Se necesitan personas comprometidas para ser ‘cómplices con la vida’. La prueba de que otro mundo es posible está en que somos capaces de concebirlo. Como todas las conquistas de los seres humanos que en su día fueron calificadas de utópicas cuando sólo se trataba de verdades prematuras.
R.: Entre sus obras se encuentra el Manual del Voluntariado, ¿cómo es, en su opinión, el perfecto voluntario?
J.C.: Aquel que no es perfecto. Los voluntarios no son necesarios “a pesar de” sus imperfecciones, flaquezas o neurosis sino, precisamente, por ellas. Los voluntarios sociales, lejos de ser héroes, son personas como tú y como yo. Personas que no quieren más reconocimiento que su propio trabajo. Personas que a las que no les gusta que les den las gracias sino que dan gracias a los marginados y excluidos por dejarles acompañarlos en el camino.
R.: ¿Qué se necesita para ser voluntario?
J.C.: No se necesitan habilidades especiales para ser voluntario social. Sólo compromiso, tiempo y ganas para ayudar a aquellos más débiles. Además de la acción, el voluntario social se pregunta por las causas y los porqués de las desigualdades y las injusticias. El voluntario social presenta una actitud de búsqueda de justicia y solidaridad con los más débiles.
R.: ¿Usted es de los que piensa que “España va bien”?
J.C.: Sólo para algunos. En la actualidad, España se encuentra a la cola de Europa en gasto público en bienestar social, sólo por delante de Irlanda. El Gobierno español es el que menos gasta en sanidad de toda Europa. Esto provoca que los pacientes tengan que esperar más de cuatro años para entrar en un quirófano y que cada médico español atienda un 40% más de pacientes que sus colegas europeos. La Educación es otro tema que también queda pendiente. España tiene una de las tasas más altas en absentismo escolar y de fracaso escolar. Además, los adolescentes españoles tienen grandes deficiencias en idiomas, ciencias y matemáticas. También ha empeorado la situación de nuestros mayores. La diferencia entre las pensiones españoles y las europeas ha aumentado en los últimos años. La seguridad ciudadana no es mayor a pesar de que el número de agentes privados ha aumentado un 42% en los últimos ocho años. España encabeza la lista en precariedad laboral. Mujeres y jóvenes tienen más dificultades para encontrar un trabajo y su salario es un 48% más bajo. España es, también, la última en las ayudas a las familias. El precio de la vivienda ha crecido tres veces más que los salarios y los jóvenes tienen grades dificultades para independizarse de sus padres. Esta es la verdadera situación.

MEDIOS DE DESINFORMACIÓN: Los Oscar

¿ASÍ SON LAS COSAS?

La ABC emitirá los Oscar con un retardo de tiempo para censurar cualquier contenido impropio. Por primera vez en la historia, la ABC impondrá un retardo en la retransmisión el próximo 29 de febrero de la entrega de los Oscar. El objetivo: que el censor de la cadena pueda eliminar cualquier contenido impropio. En el fondo, la televisión quiere evitar sucesos como el protagonizado por Janet Jackson en la Super Bowl. (…) El director ejecutivo de la academia, Bruce Davis, ha expresado a la revista Variety su preocupación por el hecho de que el retardo de cinco segundos pueda ser usado para censurar algunos discursos de carácter político al estilo del que hizo el cienasta Michael Moore en los Oscar del pasado año. Sin embargo, la ABC ha rechazado que la cadena tenga intención de censurar comentarios políticos o editorialistas de la emisión. (El Mundo, 6/2/04)

Para agradecer el varapalo recibido, el gobierno cede a los actores un edificio de 3.000 millones. (…) El Ejecutivo Popular ha destinado más de diez mil millones de las antiguas pesetas en ayudas al cine, además de gestionar y conseguir casi trescientos millones de pesetas en fondos europeos, lo que convierte a la industria cinematográfica española en la tercera más “mimada” de Europa. (…) Con estos datos en la mano, no deja de parecernos una burla sangrante la continua denuncia sobre la falta de expresión que plantea una buena parte de los actores y realizadores de nuestro país. (La Razón, portada y extractos del editorial, 7/2/04)

NOSOTROS LAS VEMOS ASÍ

Hemos llegado a un punto en que ya a nadie le extraña que el mal llamado país de las libertades vulnere una vez más las libertades individuales y los derechos fundamentales, y admita claramente el uso de la censura para prohibir lo que ellos llaman “contenidos impropios”, poniendo para ello excusas tan ridículas como las empleadas para iniciar una guerra. Pero qué se puede esperar de un país que se escandaliza por ver una teta y no porque un niño de 5 años tenga acceso a un arma o una persona muera en la calle porque no tiene dinero para pagar un hospital; el mismo país que esgrime esa censura para proteger a los niños pero que permite que se emitan persecuciones y tiroteos a cualquier hora, haya o no niños delante del televisor. Pero esto va más allá del puritanismo hipócrita y arremete contra la libertad de expresión, un derecho fundamental al menos en aquellos países donde la democracia es algo más que una simple máscara. Sin embargo, no hace falta irse tan lejos para ver tal atropello, pues en España vamos por el mismo camino y no sería extraño que en un futuro próximo se utilizaran medidas similares en la gala de los Goya. De momento, el Poder se limita a amenazar escudado en el viejo lema de “el que paga, manda”, creyendo que con su dinero manchado de sangre es capaz de comprarlo todo, incluido nuestro silencio. Quizá sea verdad lo que dicen, y la censura sólo afecte a algún escote excesivo y no a ideas o críticas bien fundadas, pero eso nunca lo sabremos, porque nunca nos dejarán verlo.

LITERATURA SOLIDARIA

“Dile al mundo”

Álvaro Ruiz

Dile al mundo que no me despierte,

que no quiero verle,

que se vaya con sus guerras y miserias a otra parte,

donde no pueda escucharle,

ni oír los lamentos de su gente.

Y en mi ciego egoísmo recrearme,

con el estómago lleno y el alma vacía,

con los bolsillos llenos y las manos vacías.

Ciego, sordo y mudo,

juguete roto en manos ajenas

incapaz de quejarme o alzar la voz,

no me importa demasiado.

Dile al mundo que me deje,

que no quiero verle.

Y dile a aquellos que como yo piensan

que tienen la justicia que se merecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: