Posts Tagged ‘Amnistía Internacional’

Recogida de firmas de Amnistía Internacional en el concierto de U2

28 septiembre 2010

Voluntarios de Amnistía Internacional estarán en el concierto de U2 de Sevilla recogiendo firmas, como ya hicieron hace unos días en San Sebastián.

U2 llega a Sevilla el próximo jueves 30 de Septiembre tras su exitoso paso por San Sebastián. Y junto a los miles de fans de la banda irlandesa habrá un stand de Amnistía Internacional recogiendo firmas para uno de sus proyectos. En este caso, la campaña de la asociación pro derechos humanos buscará el fin de las demoliciones indiscrimanadas de casas palestinas que realiza el gobierno israelí.

En Jerusalén Oriental y el resto de Cisjordania las viviendas palestinas declaradas como “ilegales” por las autoridades israelíes pueden ser demolidas en cualquier momento, sin previo aviso y sin compensación alguna para sus habitantes. Para las autoridades israelíes cualquier edificio construido sin los permisos que ellos mismos otorgan es “ilegal”, por lo que sólo necesitan poner trabas a los palestinos a la hora de conseguir estos permisos para tener vía libre para destruirlos y seguir su opresión al pueblo palestino. En estas zona ocupadas por Israel, las restricciones impuestas a los palestinos para poder construir sus casas son tan severas que su legítimo derecho a una vivienda adecuada está siendo violado. Al mismo tiempo, se permite la ampliación de los asentamientos israelíes en tierras palestinas confiscadas ilegalmente.

Según las Naciones Unidas, sólo en 2009 se demolieron 270 estructuras en Cisjordania, y se estima que hay unas 4800 órdenes de demolición pendientes en todos los Territorios Palestinos Ocupado. Además, sólo el 13% de Jerusalén Oriental ha sido designado como terreno edificable para los 250.000 palestinos que allí residen, mientras el 35% de este territorio ha sido expropriado ilegalmente por los alrededor de 195.000 israelíes que allí residen.

También según estimaciones de Naciones Unidas, serían necesarias 1100 viviendas suplementarias anualmente en Jerusalén Oriental para garantizar el derecho a la vivienda de la población palestina.

Por todo ello, te animamos a que te sumes a la campaña de Amnistía Internacional para evitar un nuevo abuso de poder de las autoridades israelíes. Si eres uno de los miles de fans que acudirán al concierto, acércate al stand que la asociación montará para la ocasión. Si no es así, siempre puedes visitar su página web y, además de informarte de esta y otras noticias, apoyar esta campaña y firmar por ella digitalmente.

Reacciones de protesta en todo el mundo contra la suspensión del juez Garzón

15 mayo 2010

Las manifestaciones de apoyo al juez Garzón le han acompañado desde que se iniciara su proceso judicial

La decisión del Consejo General de Poder Judicial de suspender al juez Garzón por un presunto delito de prevaricación ha provocado reacciones de protesta en todo el mundo. ONGs y prensa internacional consideran una injusticia la suspensión cautelar de un juez que ha destacado por su lucha contra las dictaduras en España y Latinoamérica y contra el terrorismo.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch ha sido una de las muchas organizaciones que han lamentado la suspensión cautelar del juez Baltasar Garzón, al que califican como responsable de que España se convirtiera “en un símbolo de justicia para las víctimas de todo el mundo”. “Ahora, la justicia misma se ha convertido en una víctima en España”, dice el consejero jurídico de la ONG, Reed Brody, en un comunicado enviado a la prensa. “El juez Garzón ha luchado por hacer justicia para las víctimas de graves atrocidades cometidas en el extranjero y ahora está siendo castigado por intentar hacer lo mismo en su propio país“, asevera Brody. “Los verdaderos crímenes aquí son las desapariciones forzadas y los asesinatos, no el intento del juez Garzón de investigarlos”, concluye el consejero jurídico de Human Rights Watch.

Del mismo modo se ha expresado Amnistía Internacional que considera “insólito que un magistrado pueda ser juzgado por buscar la verdad, la justicia y la reparación para más de 100.000 personas desaparecidas durante la Guerra Civil española y la posterior dictadura franquista.” Igualmente critican que se haya invocado la Ley de Amnistía de 1977 para perseguir al único juez que ha intentado dar respuesta a víctimas de desaparición forzada y sus familias. “Las leyes de Amnistía en un país no pueden entrar en contradicción con las normas internacionales de derechos humanos, y éstas dicen claramente que el crimen de desaparición forzada no es amnistiable, es imprescriptible, y que entorpecer su investigación es un delito”, dice la organización en una nota de prensa.

En nuestro país, las asociaciones de la memoria histórica también han calificado de “escándalo” la decisión del CPGJ. Para Emilio Silva, presidente de la Asociación Nacional para la Recuperación de la Memoria Histórica, el CPGJ está más “preocupado por la imagen del Supremo que por hacer justicia”, y señaló que su asociación seguirá “luchando” por la reparación de las víctimas del franquismo, porque “no es comprensible que, con 113.000 desaparecidos, estos delitos no puedan juzgarse”.

Para José María Pedreño, de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, la suspensión de Garzón pone en evidencia el “bajo perfil democrático del Estado español” y supone una “llamada de atención” para cualquier juez que piense en seguir con su investigación. “Esto muestra que cualquiera que hable o se meta o investigue el franquismo será perseguido“, añadió.

Por su parte, la prensa internacional también ha tratado con incredulidad e indignación esta noticia. “Una injusticia en España”, así de contundente se mostró este sábado The New York Times en su editorial. “A Garzón debería permitírsele regresar cuanto antes a su trabajo. España necesita una explicación honesta sobre su turbulento pasado, no la persecución de aquellos que tienen el coraje para demandarla”, defiende el rotativo neoyorquino. Y no es el único que ha salido en defensa del juez Garzón. El británico The Guardian informa de que el “juez de Pinochet” ha sido apartado temporalmente de la judicatura en lo que “parece un persecución por motivos políticos”. Garzón también ha recibido el apoyo de otros grandes de la comunicación mundial, que lo califican como “El juez de las cruzadas” (Times) o el “superjuez” (Le Figaro).

Lo que está claro es que Garzón cuenta con el apoyo de gran parte de la opinión pública internacional y de numerosas asociaciones pro derechos humanos, que ya están preparando más manifestaciones de apoyo al juez.

Aminatu Haidar y otros 8 activistas saharauis siguen viviendo el acoso de Marruecos

21 enero 2010

Aminatou ya no aparece en los informativos pero sigue sufriendo el acoso de las autoridades marroquíes

Hace apenas un mes celebrábamos la vuelta a casa de la activista Aminatou Haidar, tras 34 días de huelga de hambre en nuestro país. Sin embargo, esta felicidad se ha transformado en preocupación a tenor de la información que nos llega desde Amnistía Internacional. Una vez que los focos mediáticos han desaparecido de su vida diaria, Aminatou, que sigue recuperándose en su casa de El Aaiún, vive bajo vigilancia constante por parte de la policía marroquí, que impide que nadie la visite y dificultando que retome su vida normal y su trabajo de defensa de los derechos humanos.

Pero el caso de Aminatou sólo es la punta del iceberg, la cara visible y mediática de un problema que afecta a muchas personas que no pueden ejercer su derecho a expresarse pacíficamente en Marruecos. Así, las autoridades de este país han detenido a otras ocho personas que defendían pacíficamente la autodeterminación del Sáhara Occidental. Ahmed Alnasiri, Brahim Dahane, Yahdih Ettarouzi, Saleh Labihi, Dakja Lashgar, Rachid Sghir y Ali Salem Tamek fueron detenidos el 8 de octubre a su regreso de Argelia, donde habían visitado los campamentos de Tinduf, dirigidos por el Frente Polisario. Son todos miembros de reconocidas organizaciones de derechos humanos y otros grupos de la sociedad civil. Los siete se enfrentan en un tribunal militar a varios cargos relacionados con el menoscabo de la seguridad interior y exterior del Estado, incluidos los ataques contra su “integridad territorial”. Podrían ser condenados a muerte si se les declarara culpables.

Además de ellos, Idriss Chahtane, director de la publicación semanal Almichaal, fue detenido el 15 de octubre tras publicar un artículo sobre la salud del rey Mohamed VI. Declarado culpable de difundir información falsa con “intención maliciosa” en relación a este artículo, el tribunal ordenó su prisión inmediata, a pesar de que la defensa había recurrido contra el fallo. Idriss Chahtane está recibiendo además un trato punitivo en la cárcel: lo mantienen en régimen de aislamiento, lo obligan a dormir en el suelo con unas mantas como único colchón y, en varias ocasiones, no le han permitido pasar tanto tiempo al aire libre como otros reclusos.

Por todos ellos, Amnistía Internacional ha iniciado una campaña de recogida de firmas para denunciar su situación y exigir al gobierno marroquí su inmediata liberación. Si quieres apoyar esta iniciativa, sólo tienes que rellenar el siguiente formulario de Amnistía Internacional.

Estas Navidades, regala tus palabras

24 diciembre 2009

Una de las ilustraciones, creadas por Manel Fontdevilla, para llevar las palabras de solidaridad a los presos

Amnistía Internacional ha puesto en marcha una curiosa campaña para estas fechas. Consiste en regalar palabras de ánimo a los presos de conciencia que pasarán estas Navidades encarcelados por el único delito de expresar su opinión o defender sus ideales. La iniciativa pretende infundirles ánimos y regalarles palabras de solidaridad, en idiomas que quizá no comprendan, pero que les apoyará moralmente y les ayudará a comprender que no están solos en su lucha contra la injusticia. Los mensajes, además, cumplirán una función de protesta, pues servirán para alertar a las autoridades de que las víctimas están siendo apoyadas por mucha gente de todo el mundo.

La campaña se centra este año en tres presos de conciencia, el padre vietnamita Nguyen, el abogado sirio Anwar y la activista iraní Ronak.

El sacerdote católico, Padre Nguyen Van Ly de 63 años, está encarcelado desde marzo de 2007 cumpliendo una condena de ocho años de prisión y cinco de arresto domiciliario por sus actividades a favor de la democracia en Vietnam. Fue acusado de realizar actividades de ‘propaganda contra el Estado’ porque hallaron en su casa ordenadores, impresoras, teléfonos, tarjetas SIM y documentos ‘reaccionarios’. Cofundador del movimiento pro democracia “Bloc 8406” y fundador del partido político Vietnam Progresión –que aboga por la democracia y los derechos humanos–, tiene una larga trayectoria de activista como opositor. Su juicio fue injusto y, durante el mismo, estuvo amordazado. El Padre Ly ya había pasado previamente 15 años en prisión por su defensa de la libertad de culto y críticas al Gobierno. Su estado de salud es precario.

Anwar al-Bunni, abogado sirio especializado en la defensa de presos de conciencia, cumple una condena de cinco años por diseminar “información falsa que perjudica al Estado”, al parecer por criticar los presuntos malos tratos que provocaron la muerte de una persona bajo custodia policial. Dirigente de una organización de derechos humanos, participó en La Declaración Beirut-Damasco, una petición firmada por unas 300 personas de Líbano y Siria a favor de una mejora de relaciones entre ambos países. El juicio tuvo lugar en abril de 2007. Fue injusto y estuvo motivado por razones políticas. Al-Bunni ha sufrido agresiones por parte de los guardias en la cárcel. Desde la prisión continúa abogando por la instauración de políticas de derechos humanos en Siria y la mejora de las condiciones carcelarias.

Por último, Ronak Safarzadeh, kurda iraní, cumple una condena de seis años desde 2008 tras ser acusada de “enemistad con Dios”; un delito que puede estar penado con la pena de muerte. Ronak es miembro de la organización Campaña por la Igualdad, que tiene como objetivo reunir un millón de firmas de iraníes para pedir el fin de la discriminación legal de las mujeres, y de la ONG Organización de Mujeres Azar Mehr de Sanandaj, que está afiliada a la Campaña por la Igualdad. Su juicio, que empezó a mediados de marzo 2008, ni siquiera ha concluido. Ronak Safarzadeh sufre depresión y su salud mental está muy afectada por el tiempo que está pasando en la cárcel.

Esta no es la primera vez que Amnistía Internacional lleva a cabo una campaña similar. En la última década, esta asociación ha llevado palabras de solidaridad a 37 presos de conciencia cuyo único delito ha sido ejercer pacíficamente su derecho a pensar y manifestarse libremente. De esos 37 presos, 22 ya han sido puestos en libertad, 2 de ellos este mismo año. Por eso es tan importante que nuestras palabras rompan los muros de la injusticia y la distancia y les lleven a estas personas un mensaje de ánimo y solidaridad y a los que los mantienen presos una protesta firme de que no aceptaremos más injusticias.

El ejercito israelí deja sin agua a la población palestina

6 noviembre 2009

Con la excusa de la construcción de un muro de seguridad en la zona de Cisjordania, el ejército israelí lleva años destruyendo viviendas en los territorios ocupados palestinos. La última medida de presión que está utilizando el estado de Israel para que la población palestina abandone la zona ha sido cortar el suministro de agua, dejando a cerca de 200.000 personas en comunidades rurales palestinas sin agua corriente.

Este es el tema de la última campaña de Amnistía Internacional, que denuncia que el pasado 4 de junio el ejército israelí destruyó las casas de 18 familias en Ras al-Ahmar, una aldea palestina del valle del Jordán, confiscando los medios que tenían para almacenar y transportar agua. El resultado: más de 130 personas, muchos niños y niñas, se quedaron sin un techo ni suministro de agua en la época más calurosa del año.

Si extendemos estos datos al total de la franja de Gaza las cifras son desoladoras: el 90% del suministro de agua de esta zona está contaminado, y el gobierno israelí prohíbe a los habitantes a trasladar agua desde Cisjordania a Gaza. Ni siquiera les permite recoger agua de lluvia para subsistir. La mala gestión del agua por parte de la Autoridad Palestina todavía empeora la situación de escasez.

Desde hace más de cuatro décadas de ocupación, Israel niega a la población palestina el derecho al agua al ejercer el control total de los recursos hídricos comunes y aplicar duras restricciones y políticas discriminatorias. La escasez crónica de agua afecta a aspectos cruciales de la vida de la población palestina, como la higiene, las actividades agrícolas e industriales y la ganadería.

Estos son algunos datos que demuestran el atropello diario que sufre la población palestina:

•    Israel consume más del 80% del agua del acuífero de la montaña de Cisjordania, frente al 20 % de la población palestina.
•    El consumo diario de agua palestino apenas alcanza los 70 litros por persona (la OMS recomienda un mínimo de 100 litros), frente al consumo israelí de más de 300 litros al día.
•    Entre 180.000 y 200.000 personas de comunidades rurales palestinas no tienen acceso a agua corriente, a pesar de lo cual el ejército israelí les impide incluso recoger el agua de lluvia.
•    Los alrededor de 450.000 colonos disfrutan de tanta o más agua que los 2,3 millones de palestinos. Los colonos israelíes tienen cultivos de riego intensivo, jardines y piscinas.
•    En la Franja de Gaza, alrededor del 90% del agua de su único recurso hídrico, el acuífero costero, está contaminada pero Israel no permite llevar agua de  Cisjordania a Gaza.

El agua es una necesidad básica y un derecho. Por eso, exigimos que Israel ponga fin a sus políticas discriminatorias, levante de inmediato todas las restricciones que impone al acceso de los palestinos al agua y permita a la población palestina hacer uso de la parte de los recursos hídricos comunes que les corresponde.

Firma para exigir al gobierno israelí que respete el derecho al agua de la población palestina.

Niños en el corredor de la muerte

10 octubre 2009
Miembros de Amnistía Internacional en un acto de protesta contra la Pena de Muerte

Miembros de Amnistía Internacional en un acto de protesta contra la Pena de Muerte

Hoy, 10 de Octubre, es el Día Mundial contra la Pena de Muerte, fecha que aprovechan numerosas ONGs para denunciar la situación que siguen padeciendo miles de personas que esperan que se haga “justicia” (con todo lo que el doloroso entrecomillado conlleva) en el corredor de la muerte.

En este sentido, destaca la campaña de Amnistía Internacional, que denuncia la presencia de 140 menores de edad en las cárceles de Irán pendientes de que se cumpla su pena capital. A estos, hay que sumarles los 19 menores que ya han sido ejecutados en los últimos dos años en el país asiático.

Aunque el número de países que han abolido la pena de muerte se incrementa cada año, aún quedan numerosos estados que burlan el derecho internacional, ejecutando incluso a menores de edad. Decenas de estos niños son condenados cada año tras juicios en la mayoría de casos injustos. Irán lidera esta amarga lista de países que ejecutan a menores, pero no es el único, pues le acompañan otros estados como Yemen, Arabia Saudí o Sudán.

Si quieres exigir a estos estados que respeten el derecho internacional y prohiban esta práctica cruel e inhumana puedes sumarte a la campaña que lleva a cabo Amnistía Internacional y firmar el siguiente documento.

Hagamos que la Pena de Muerte se convierta en un error del pasado, y no en una vergüenza de nuestro presente.

Historia de un cambio posible en el control del comercio de armas

28 junio 2009

La semana pasada el mundo celebraba la Semana de acción global por las Armas bajo Control, con el objetivo de exigir un tratado internacional sobre el comercio de armas. En este contexto, se presentaba el libro “Historia de un cambio posible. 15 años por el control del comercio de armas“, en el que se repasa las claves para que en nuestro país se pasara en 15 años de la opacidad en el comercio de armas a tener una ley reguladora.

A finales de 1994, Amnistía Internacional, Greenpeace, Médicos sin Fronteras e Intermón Oxfam, coordinados por la Escuela de Cultura de Paz, pusieron en marcha la primera campaña por el control y la transparencia del comercio español de armas.  Hasta ese momento, hablar del comercio español de armamento era un tema casi tabú; quince años después todavía quedan retos que superar pero al menos ya existe una ley que prohíbe vender armas a países en conflicto, a países que vulneren los derechos humanos o que estén sometidos a embargos internacionales. Este libro explica las claves: el trabajo en red de ONG, la labor de sensibilización, el apoyo de algunos políticos y el uso de las TIC.

Esta es la historia de un cambio posible, tal como indica el título del libro; una de esas historias que hacen creer que con esfuerzo y trabajo poco a poco podemos ir construyendo un mundo mejor. “Estas campañas confirman y ejemplifican que, aunque a veces parezca algo difícil o casi imposible, los cambios son posibles”, explican las organizaciones protagonistas, que aseguran que “con el tiempo, la perseverancia y el esfuerzo colectivo de muchos, es posible transformar una realidad que afecta al conjunto de la sociedad y que tiene implicaciones a nivel global”.