Posts Tagged ‘Nike’

Nike, Puma y Adidas de nuevo acusadas de explotación laboral

4 octubre 2010

Dede mediados de los 90, las multinacionales de ropa deportiva han estado acusadas de explotación laboral por las ONGs

El diario británico The Independent ha vuelto a alertar sobre la explotación laboral en la que viven muchos de los trabajadores de las tres principales marcas de ropa deportiva: Nike, Puma y Adidas. Según los datos que aporta este diario, hasta 281 fábricas de estas marcas funcionan de manera fraudulenta, violando las normas mínimas que imponen para la creación de sus productos.

Las compañías se defienden intensificando las inspecciones sorpresas y mejorando las condiciones de sus trabajadores, sobre todo tras las críticas que empezaron a sufrir en la década de los 90, cuando las ONGs alertaron de sus prácticas laborales y fomentaron el boicot de sus productos. Sin embargo, el reportaje de The Independent demuestra que estas visitas sorpresas sólo consiguen constatar la mala gestión de estas compañías y de las empresas subcontratadas que se encargan de la producción.

Es el caso de Nike, donde hasta 168 fábricas de las 479 inspeccionadas el año pasado no cumplían las normas de calidad que la compañía norteamericana había impuesto. Entre los fallos detectados en estas fábricas destacan que una de cada cinco no permitieron al inspector a examinar los contratos de los trabajadores, había empleados que trabajaban los siete días de la semana sin descanso y en algunos casos se encontraron niños trabajando. Algunas factorías, además, incluían a trabajadores penitenciarios, establecían relaciones de servidumbre u obligaban a sus trabajadoras a realizarse test de embarazos obligatorios para, en caso de no pasarlos despedirlas. Los salarios, además, no solían alcanzar los ya de por sí bajos mínimos que sugiere Nike.

Algo parecido ocurre con Puma, la multinacional alemana de ropa deportiva. En este caso, algo más de la mitad de las fábricas incumplen las normas relacionadas con el horario laboral o con el salario básico. Además, tres cuartas partes no manejan las normas de salud en cuanto a la manipulación de productos tóxicos y las medidas de prevención de riesgos laborales son nulas. La propia compañía reconoce que es complicado imponer su propia normativa interna porque la mayoría de estos intermediarios subcontratados tienen sus centros de producción en China o Vietnam, países cuya falta de transparencia y régimen dictatorial impide que se lleven a cabo o que se sancionen a los empresarios que incumplen las condiciones que intentan fomentar.

Por último, Adidas apenas da información de los controles internos que realiza. La empresa afirma que el 60% de sus 1.200 fábricas cumple con sus normas, pero no facilitan datos sobre estos estudios ni los problemas detectados en las fábricas que no los superaron. Tan sólo ha comunicado que 38 de sus socios colaboradores podrían perder sus contratos por bordear el límite de la ilegalidad.

Si los datos aquí expuestos por estas tres multinacionales son ya de por sí preocupantes, lo cierto es que los propios inspectores reconocen que pueden ser peores en la realidad, ya que las fábricas normalmente manejan un registro doble de horas de trabajo para burlar la inspección y, además, presionan a los empleados para que no critiquen sus condiciones bajo amenaza de castigo o despido.

Las asociaciones pro-derechos humanos reconocen que las condiciones de estos trabajadores han mejorado desde que se diera la voz de alarma hace más de diez años. Sin embargo, también admiten que queda mucho por hacer y que las compañías siguen siendo las principales culpables de las condiciones laborales de sus trabajadores.

Información extraída de Ecodiario.es