Posts Tagged ‘Palestina’

Recogida de firmas de Amnistía Internacional en el concierto de U2

28 septiembre 2010

Voluntarios de Amnistía Internacional estarán en el concierto de U2 de Sevilla recogiendo firmas, como ya hicieron hace unos días en San Sebastián.

U2 llega a Sevilla el próximo jueves 30 de Septiembre tras su exitoso paso por San Sebastián. Y junto a los miles de fans de la banda irlandesa habrá un stand de Amnistía Internacional recogiendo firmas para uno de sus proyectos. En este caso, la campaña de la asociación pro derechos humanos buscará el fin de las demoliciones indiscrimanadas de casas palestinas que realiza el gobierno israelí.

En Jerusalén Oriental y el resto de Cisjordania las viviendas palestinas declaradas como “ilegales” por las autoridades israelíes pueden ser demolidas en cualquier momento, sin previo aviso y sin compensación alguna para sus habitantes. Para las autoridades israelíes cualquier edificio construido sin los permisos que ellos mismos otorgan es “ilegal”, por lo que sólo necesitan poner trabas a los palestinos a la hora de conseguir estos permisos para tener vía libre para destruirlos y seguir su opresión al pueblo palestino. En estas zona ocupadas por Israel, las restricciones impuestas a los palestinos para poder construir sus casas son tan severas que su legítimo derecho a una vivienda adecuada está siendo violado. Al mismo tiempo, se permite la ampliación de los asentamientos israelíes en tierras palestinas confiscadas ilegalmente.

Según las Naciones Unidas, sólo en 2009 se demolieron 270 estructuras en Cisjordania, y se estima que hay unas 4800 órdenes de demolición pendientes en todos los Territorios Palestinos Ocupado. Además, sólo el 13% de Jerusalén Oriental ha sido designado como terreno edificable para los 250.000 palestinos que allí residen, mientras el 35% de este territorio ha sido expropriado ilegalmente por los alrededor de 195.000 israelíes que allí residen.

También según estimaciones de Naciones Unidas, serían necesarias 1100 viviendas suplementarias anualmente en Jerusalén Oriental para garantizar el derecho a la vivienda de la población palestina.

Por todo ello, te animamos a que te sumes a la campaña de Amnistía Internacional para evitar un nuevo abuso de poder de las autoridades israelíes. Si eres uno de los miles de fans que acudirán al concierto, acércate al stand que la asociación montará para la ocasión. Si no es así, siempre puedes visitar su página web y, además de informarte de esta y otras noticias, apoyar esta campaña y firmar por ella digitalmente.

Anuncios

Israel ataca a una flota de paz que llevaba ayuda humanitaria a Gaza

31 mayo 2010

El ferry Mavi Marmara que lideraba la flota de 6 barcos que transportaba ayuda humanitaria a Gaza

El Ejército de Israel ha atacado esta madrugada a la flota humanitaria que transportaba ayuda humanitaria a la franja de Gaza. Se habla ya de 18 muertos y más de 70 heridos, aunque el Ejército israelí sólo ha cifrado 10 víctimas mortales. El ataque se ha producido en aguas internacionales alrededor de las cuatro de la mañana de hoy lunes. En la flota viajaban tres activistas españoles, de los que se desconoce su paradero, aunque el Gobierno asegura que se encuentran bien.

La denominada “Flotilla de la libertad” partió de Turquía hace unos días transportando 10.000 toneladas de suministros médicos, materiales de construcción, material educativo y quinientos vehículos eléctricos para personas con discapacidad, además de cien casas prefabricadas destinadas a las familias que perdieron sus casas durante los ataques israelíes en la Operación Plomo Fundido en enero de 2009. Su intención era llevar estos materiales a la población de Gaza, evitando el bloqueo que está sometiendo Israel a este territorio.

El ataque se ha centrado en el ferry Mavi Marmara, que lideraba el convoy de seis barcos con ayuda humanitaria. En torno a las 2.30 de la mañana, helicópteros y zodiacs de la armada israelí comenzaron a rodear a los barcos y a pedirles por radio y fax que se detuviesen tras solicitar también un listado de pasajeros. Después de momentos de mucha tensión que pudieron seguirse en directo gracias a la retransmisión que se mantuvo activa al menos una hora tras la llegada de los primeros soldados, el asalto definitivo tuvo lugar a las 3.45 de la mañana. Comandos israelíes descendieron desde helicópteros mientras varias cámaras y corresponsales de varios canales de televisión lo retransmitían en directo.

El corresponsal de Al Jazeera, Jamal Al Sayan, último periodista capaz de contactar con el exterior desde los barcos, relataba que, pese al izado de la bandera blanca y a que la mayoría de pasajeros se habían refugiado fuera de la cubierta del Mavi Marmara, soldados israelíes continuaban disparando con fuego real y gas lacrimógeno contra los barcos incluso después de que se confirmasen los primeros muertos y mientras se veía a diversas personas ensangrentadas siendo atendidas por médicos en pasillos y escaleras.

El relato de los periodistas que iban a bordo contradicen la versión facilitada por el Ejército israelí, que, a través de su portavoz Avitail Leivovith, consideraba el ataque una respuesta a la “extrema violencia” ejercida por los activistas que viajaban en el barco. “Los soldados estaban siendo linchados por los pasajeros, que llegaron incluso a atacarles con cuchillos, arrebatarles las armas y disparar contra el ejército”, defiende Leivovith, que también justificó que el ataque se realizara en aguas internacionales argumentando que “tenemos el derecho de defendernos incluso fuera de nuestro territorio”.

En la flota viajaban tres españoles: Manuel Tapial y Laura Arau, miembros de la ONG Cultura y Paz, y David Segarra, corresponsal del canal venezolano Telesur. El propio Manuel Tapial confirmaba, poco antes de que el Ejército israelí cortara las comunicaciones, lo inminente del abordaje.

Se están convocando manifestaciones en toda España para protestar por un nuevo ataque a los Derechos Humanos por parte del Gobierno de Israel. Estas son las ciudades y los horarios que ya se han confirmado:

A Coruña. 31 de mayo. Obelisco. 20:30 horas

Barcelona: 31 de Mayo. Frente a la Cámara de Comercio España-israel, Travessera de Gràcia, 21. 19h

Bilbao: 31 mayo, frente a las oficinas de la UE (Gran Vía). 19h

Gijón: 31 de mayo.Paseo de Begoña, frente al Teatro Jovellanos. 20 horas.

Girona: 31 de mayo. Plaça del Vi, 19 horas.

Granada: 1 de junio. Fuente de las Batallas. 20 horas.

Las Palmas: 1 de junio a las Av. Marítima (frente a los Juzgados). 18 horas.

Lleida: 31 mayo. Plaça Paeria. 19.30 horas.

Lloret de Mar: 31 de mayo. Plaça de l’Ajuntament. 19′30 horas

Madrid. 31 de mayo:
•    Frente al Ministerio de Asuntos Exteriores. 19.00 horas.
•    Embajada de Israel. 19.00 horas.

Málaga: 1 de junio. Antigua Diputación. 20 horas.

Pamplona: 1 junio, Plaza del Castillo. 19 horas.

Palma de Mallorca: 1 de junio. Plaza España. 20 horas

Sevilla: 31 de mayo. Plaza Nueva. 20 horas.

San Sebastián: 31 mayo, 19:00 Boulevard

Soria: 31 de mayo. Plaza de Herradores. 20.30h.

Valencia: 31 de mayo. Plaza del Ayuntamiento, 19h.

Valladolid: 31 de mayo. Plaza Fuente Dorada. 20 horas.

Zaragoza: 1 de junio. Delegación del Gobierno. 20 horas.

Los rabinos controlan cada vez más el Ejército israelí

26 mayo 2010

Un soldado israelí reza antes de atacar en Gaza

“En los check point coges a un palestino al azar y le das una paliza, de cada quince o veinte que pasan, para que el resto tenga miedo. Solo así, tú, con cuatro soldados más, los dominas a ellos que son miles. (…) Si encuentras un paquete sospechoso, llamas al primer mohamed que encuentras en la calle y le dices que lo abra”. Estas espeluznantes confesiones las realizó en el año 2006 Yehuda Shaul, ex jefe de una unidad del Ejército israelí en Hebrón. Lo hizo poco después de fundar una ONG, Breaking the Silence, con la que pretendía mostrar a la sociedad hebrea las órdenes que recibían los soldados del ejército. Serían las primeras voces que alertaban de la radicalización del Ejército llevada a cabo por el sionismo religioso.

Han pasado 4 años desde entonces, y en las Fuerzas Armadas de Israel cada vez es más patente el dominio de los rabinos extremistas. En 1990, el año antes de que comenzase el proceso de paz entre Tel Aviv y sus vecinos, un 2% de los cadetes que se alistaban en la escuela de oficiales eran religiosos; hacia 2007 la cifra había ascendido al 30%. Según la organización Israelí Peace Now, el numero de sionistas religiosos no deja de crecer, de forma que “más del 50% de las unidades de combate de élite proceden ahora del sector nacionalista religioso de la sociedad”. Este desproporcionado aumento de militares religiosos está cambiando el modo de ver de los soldados respecto a la ocupación y los asentamientos ilegales.

La postura de estos rabinos queda reflejada en las declaraciones que Avichai Rontzki, el Rabino Jefe del Ejército, realizó en 2009. “En tiempo de guerra, quien no luche con todo su corazón y su alma estará condenado como también lo estará si mantiene su espada alejada de la sangre o si muestra misericordia hacia su enemigo cuando no se debe mostrar misericordia”, dijo Rontzki en una charla a los estudiantes de un programa pre-militar. El rabino advirtió a los futuros soldados que todo aquel que “muestre misericordia” hacia el enemigo estaría “maldito”, además de justificar la Operación Plomo Fundido en Gaza (considerada por las ONGs como un crimen de guerra) poniéndola como ejemplo de “cómo se debe luchar”.

El mayor problema reside en que los rabinos que hay en el ejército, que se incluyeron en un principio para vigilar que se cumplieran las estrictas normas religiosas en cuanto a comida y hábitos y para que los soldados que quisieran pudiesen asistir a actos religiosos, cada vez tienen más poder en las decisiones militares. Se gradúan en las escuelas de oficiales y operan a la sombra de los mandos. Una de sus tareas principales es la de elevar la moral de los soldados, motivarlos y conducir sus acciones, incluso en el frente.

Su influencia creció visiblemente durante la invasión de Gaza en la Navidad de 2009. Gal Einav, un soldado agnóstico entrevistado por la BBC, contó tras la ofensiva que, al penetrar en Gaza, su compañía estaba flanqueada por un rabino civil y otro militar. “Me sentí como en una guerra religiosa, como en una cruzada. Era inquietante. El Ejército debería estar completamente separado de la religión”, opinó. Los rabinos también distribuían cientos de panfletos religiosos con el sello oficial del Tzahal en los que comparaban a los palestinos con los filisteos, el odiado enemigo bíblico de los judíos.

Muchos de los soldados que les escuchan viven en las colonias de Cisjordania. Algunos en los asentamientos considerados “ilegales”, que el Cuarteto (EEUU, Rusia, la UE y la ONU) insiste en desmantelar y que el propio Gobierno israelí califica como “ilícitos” según sus propios parámetros, y el número de militares que se mudan a estos puestos de avanzada tampoco deja de aumentar. La mayoría de estos colonos sionistas consideran que ocupar Cisjordania, para ellos Judea y Samaria, y el resto de la “tierra de Israel”, que incluye los territorios conquistados en la guerra de 1967, es un deber religioso. Como en ningún otro lugar del mundo, en Israel, la sociedad y el Ejército, que ha librado seis guerras por la supervivencia en los últimos 60 años, son una unidad. Pero los rabinos nacionalistas están logrando que ‘la palabra de Dios’, tal y como ellos la entienden, tenga preferencia al liderazgo secular.

Fuente: El Confidencial

La huelga de hambre de 7.000 presos palestinos no es noticia

12 abril 2010

Más de 7.000 presos palestinos están en huelga de hambre, ante la indiferencia de los medios de comunicación

Hace unos meses, la huelga de hambre de la activista saharaui Haidar inundó las pantallas de televisión y fue portada de numerosos medios de comunicación. Más recientemente, hemos vivido la tragedia de Orlando Zapata, disidente cubano que murió protestando por su encarcelamiento, o la lucha que aún mantiene otro preso cubano, Guillermo Fariñas, que han levantado numerosas protestas contra el régimen cubano por parte de organizaciones pro Derechos Humanos y ampliamente recogidas por los medios de comunicación. Sin embargo, existen otras muchas huelgas de hambres que no resultan tan mediáticas.

Es lo que denuncia la web Tercera Información que recuerda otros casos similares como la huelga de hambre que iniciaron estudiantes y trabajadores argentinos y que se cobró la primera víctima el pasado 28 de Marzo. Sin embargo, la muerte de Rubén Terzagui apenas tuvo difusión en los medios de comunicación españoles. Igual que la huelga de hambre que mantienen seis desempleados gaditanos, enclaustrados en el convento de Santo Domingo en Cádiz, agobiados por la falta de dinero para poder alimentar a sus familias. Una noticia que sólo ha aparecido recogida en el Diario de Cádiz y en el Insurgente.

En ambos casos se puede alegar que el número de huelguistas es reducido, o que no se trata de presos políticos, y por eso no se le da la cobertura mediática que han recibido otros casos similares. Pero, ¿qué ocurre cuando la protesta la protagonizan más de 7.000 presos, muchos de ellos políticos? El pasado día 7, la agencia de noticias EFE envió a los medios de comunicación una nota de prensa en la que se informaba de que 7.000 presos palestinos comenzaron este miércoles una huelga de hambre indefinida en protesta por su situación en las cárceles israelíes. Piden al gobierno de Israel que “cese de humillar” a sus familias en los puestos de control y puertas de acceso a prisiones. También exigen que se permita a centenares de familiares de Cisjordania, Jerusalén Este y árabes con ciudadanía israelí visitar a sus parientes encarcelados y que no han podido hacerlo porque Israel arguye razones de seguridad.

Pues bien. Del comunicado de EFE sólo se hacen eco a día de hoy buena parte de los llamados medios “alternativos”: Rebelión, Cubadebate, la mencionada Tercera Información, etc., mientras que entre los medios de comunicación privados encontramos la noticia sólo entre las páginas de Público y en el portal internacional de Telecinco, además de dos webs (Yahoo y Terra) en las que la información juega un papel secundario. Para el resto de los diarios españoles de gran tirada, radios y televisiones – a excepción de la web de TVEla noticia no existió el miércoles y aún hoy sigue sin existir…

¿Quién decide que una protesta es más mediática que otra? ¿Deberíamos pensar que las corporaciones mediáticas son selectivas según a quién se exija el cumplimiento de los derechos humanos, o que éste es, sin duda, otro buen ejemplo de cómo funciona la censura en las democracias occidentales?

La situación en Palestina sigue empeorando

13 enero 2010

Impactante imagen de un ataque israelí a un colegio dentro de la Operación Plomo Fundido

El año nuevo comienza igual que acabó el anterior en la región de Palestina. Incluso la situación ha empeorado. Canalsolidario.org se hace eco del informe de Médicos sin Fronteras sobre las consecuencias humanitarias y económicas en la franja de Gaza tras la última ofensiva israelí. El 4 de enero se cumplió un año de la Operación Plomo Fundido, una ofensiva del ejercito israelí por tierra y aire que asoló la Franja de Gaza durante dos semanas de continuos ataques y bombardeos. El ataque, defendido por el gobierno de Israel como una respuesta a misiles lanzados por Hamas, dejó más de 1.330 muertes de civiles palestinos, 5 israelíes, miles de heridos y la destrucción de muchos de los recursos económicos de la ciudad de Gaza.

Un año después, Médicos sin Fronteras denuncia que la situación ha empeorado. Ya no sólo por el ataque, sino porque el posterior bloqueo de suministros como el eléctrico o el de carburante hace mucho más difícil la reconstrucción de la ciudad. El caso más grave es el de los hospitales, la mayoría de los cuales han sido destruidos en los dos últimos años, dejando sin atención médica a los más de 5.000 heridos que dejó la ofensiva. El embargo, además, imposibilita que lleguen correctamente los medicamentos y el material quirúrgico.

Por otra parte, la ONG habla sobre el impacto psicológico que ha tenido el conflicto sobre la población de Gaza, siendo los niños los más afectados. Además, según psicólogos de Médicos sin Fronteras, muchos palestinos, al perder la sensación de seguridad, pierden el componente del bienestar psicológico general, algo que puede generar consecuencias a largo plazo. Según la OMS, entre 20.000 y 50.000 personas seguirán sufriendo problemas mentales a largo plazo como consecuencia de la ofensiva.

Y si hablamos de la situación económica de la zona, el resultado tampoco es muy alentador. Tras los ataques muchas pequeñas empresas se vieron afectadas e interrumpieron su producción. Según Naciones Unidas, el coste de esta destrucción es de aproximadamente 139 millones de dólares americanos. Por otra parte, según Médicos sin Fronteras, actualmente en Gaza hay 140.000 parados, es decir, un 50% de su población frente al 32% que había en 2007, una cifra que se sitúa entre las más altas del mundo.

Esta situación conduce a que muchas familias palestinas subsistan con menos de un dólar al día y dependan de la ayuda humanitaria. Una ayuda que también sufre las restricciones, si durante el 2007 llegaban a Gaza 600 cargamentos diarios, actualmente lo hacen unos 100. Además, la limitación de las zonas de pesca y cultivo provocan importantes oscilaciones en los precios de los productos.

El jefe de misión de la ONG, Jean-Luc anuncia que “es urgente levantar el bloqueo ya que falta de todo, incluyendo libros y lápices. Los hospitales y las escuelas no tienen ventanas ni techos. Hay que reconstruirlo todo: las casas, las estructuras de salud, las infraestructuras públicas… Y sólo así la población podrá rehacerse física y psicológicamente”.

Y lo peor es que el gobierno israelí no parece dispuesto a dar marcha atrás. Europapress informaba recientemente el derribo de las viviendas de unos 150 palestinos levantadas en las inmediaciones de la localidad Cisjordania de Tana. Alegando que se trataba de construcciones ilegales, el Ejército israelí desalojó y derribó estas viviendas ya que se encontraban en terrenos de entrenamiento militar y su construcción “ponía en peligro la vida de los presentes”, según el portavoz israelí Lee Hiromoto. Algo que contrasta con lo que dice el portavoz palestino, Atef Hanini, que explicó que se trataba de una comunidad agraria que vivía desde hace décadas en esta zona al este de Nablús.

Entre los edificios derribados había viviendas, pero también establos e incluso un colegio.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) ha informado de que en 2009 fueron derribadas un total de 180 edificios propiedad de palestinos en la conocida como Zona C, en la que Israel ejerce el control militar y civil absoluto y que constituye algo más del 60 por ciento de Cisjordania, lo que dejó sin hogar a 319 palestinos, 167 de ellos menores de edad.

Como se ve, la situación en Palestina sigue empeorando ante la indiferencia y la complicidad del resto de gobiernos occidentales.

El ejercito israelí deja sin agua a la población palestina

6 noviembre 2009

Con la excusa de la construcción de un muro de seguridad en la zona de Cisjordania, el ejército israelí lleva años destruyendo viviendas en los territorios ocupados palestinos. La última medida de presión que está utilizando el estado de Israel para que la población palestina abandone la zona ha sido cortar el suministro de agua, dejando a cerca de 200.000 personas en comunidades rurales palestinas sin agua corriente.

Este es el tema de la última campaña de Amnistía Internacional, que denuncia que el pasado 4 de junio el ejército israelí destruyó las casas de 18 familias en Ras al-Ahmar, una aldea palestina del valle del Jordán, confiscando los medios que tenían para almacenar y transportar agua. El resultado: más de 130 personas, muchos niños y niñas, se quedaron sin un techo ni suministro de agua en la época más calurosa del año.

Si extendemos estos datos al total de la franja de Gaza las cifras son desoladoras: el 90% del suministro de agua de esta zona está contaminado, y el gobierno israelí prohíbe a los habitantes a trasladar agua desde Cisjordania a Gaza. Ni siquiera les permite recoger agua de lluvia para subsistir. La mala gestión del agua por parte de la Autoridad Palestina todavía empeora la situación de escasez.

Desde hace más de cuatro décadas de ocupación, Israel niega a la población palestina el derecho al agua al ejercer el control total de los recursos hídricos comunes y aplicar duras restricciones y políticas discriminatorias. La escasez crónica de agua afecta a aspectos cruciales de la vida de la población palestina, como la higiene, las actividades agrícolas e industriales y la ganadería.

Estos son algunos datos que demuestran el atropello diario que sufre la población palestina:

•    Israel consume más del 80% del agua del acuífero de la montaña de Cisjordania, frente al 20 % de la población palestina.
•    El consumo diario de agua palestino apenas alcanza los 70 litros por persona (la OMS recomienda un mínimo de 100 litros), frente al consumo israelí de más de 300 litros al día.
•    Entre 180.000 y 200.000 personas de comunidades rurales palestinas no tienen acceso a agua corriente, a pesar de lo cual el ejército israelí les impide incluso recoger el agua de lluvia.
•    Los alrededor de 450.000 colonos disfrutan de tanta o más agua que los 2,3 millones de palestinos. Los colonos israelíes tienen cultivos de riego intensivo, jardines y piscinas.
•    En la Franja de Gaza, alrededor del 90% del agua de su único recurso hídrico, el acuífero costero, está contaminada pero Israel no permite llevar agua de  Cisjordania a Gaza.

El agua es una necesidad básica y un derecho. Por eso, exigimos que Israel ponga fin a sus políticas discriminatorias, levante de inmediato todas las restricciones que impone al acceso de los palestinos al agua y permita a la población palestina hacer uso de la parte de los recursos hídricos comunes que les corresponde.

Firma para exigir al gobierno israelí que respete el derecho al agua de la población palestina.